jueves, 29 de enero de 2015

DEL BLOG:"ALTERNATIVA OVNI" De Carlos Sainz.

jueves, 2 de mayo de 2013


La foto de Bernardo Razquin

De la cantidad inmensa de fotografías ovnis obtenidas en Argentina hay una que siempre llamó poderosamente mi atención. Es la que presento en ésta nota, tomada en mayo de 1969 en Mendoza. El dato más importante (para mi por lo menos) se refiere a la persona que logró el documento gráfico: Bernardo Razquin


Se trata de un famoso meteorólogo nacido en Guaymallén, Mendoza en 1906. Arqueólogo y Astrónomo aficionado, un verdadero autodidacta, cuyo nombre es recordado justamente por su conocimientos en diversas disciplinas.



El día 29 de mayo de 1969, se dispuso a inmortalizar con su cámara (una VOIGTLANDER, en rollo blanco y negro de 35 mm) la estela en el cielo dejada por el paso de un avión. Al momento del revelado grande fué su sorpresa al ver junto a la estela fotografiada lo que parecía un "objeto" suspendido en el cielo. Objeto que a simple vista no fue visto por él.
El mismo Razquin declaró lo siguiente: 



"...la imagen fué tomada el día 29 de Mayo del corriente año (1969), cómo una curiosidad meteorológica, y con el objeto de reflejar la estela de un avión en su vuelo hacia el Oeste, es decir, la cordillera de los Andes. La sorpresa fué muy grande -agregó- cuando al revelarse la película apareció a la derecha de la estela, el extraño objeto que se observa en la foto.Esta fué tomada al mediodía, lo cual explica -señaló el testigo- la intensa luminosidad de la parte superior del supuesto OVNI."



La foto lograda por B. Razquin. La estela y el ovni
Una de sus pasiones: la Astronomía
                                                         

                                              
Tiempo después de sacar ésta fotografía, Razquin comenzó a mostrar cierto interés en el tema ovni (durante los años ´70) llegando incluso a formar parte del panel de asesores de la revista "Cuarta Dimensión" de Fabio Zerpa.



                                                                                                                                    Carlos Sainz

miércoles, 28 de enero de 2015

UFOLOGIA DE ARCHIVO: INVESTIGANDO CASOS DE SERES CON ESFERAS.

Vsitante nocturno y solitario

EL VISITANTE NOCTURNO Y SOLITARIO
                       Un clásico de los años 60

                                                                                       por Luis Burgos

Biotipos y porcentajes de apariciones argentinas
             Biotipo 1            Biotipo 2             Biotipo 3          Biotipo 4

                             45%                   20%                    25%                 10%

                          Diminutos         Normales               Altos           Alta Extrañeza

Período 1947 – Actualidad 
  Introducción
De la incomparable oleada argentina y mundial de 1968, recuerdo que uno de los casos de mayor difusión y polémica resultó ser el encuentro de una joven con un extraño individuo en las sierras cordobesas. Mucho se habló desde entonces: desde fraude con fines turísticos hasta una trama urdida por la propia protagonista, pasando por inventos periodísticos. Hoy mismo quizás, los detractores de turno que esperan agazapados entre bambalinas, harán de las suyas. Lo cierto es que por una cuestión u otra nunca pude viajar a entrevistar a la testigo. Pero en 1986, pasados 18 años de aquel “contacto”, comisioné al investigador Daniel José López, de FAO Bs.As. a que reinvestigara aquel suceso. Y el viaje rindió sus frutos, pues de la entrevista con la testigo surgieron pautas fundamentales como para suponer que, evidentemente,”algo había ocurrido en ésa época ”. Un relato consistente, con lujo de detalles y fuera de todo contexto fantasioso surgió de la boca de la mujer, ya con 37 años, casi dos décadas después. Veamos…
Ubicación geográfica
Villa Carlos Paz es una ciudad turística argentina por excelencia. Se encuentra ubicada a sólo 30 Km. al oeste de Córdoba capital. Allí, recostado sobre la ruta nº 20 y a 2 km. del centro se levanta el motel “La Cuesta”, propiedad del sr. Pedro Jacobo Pretzel. Su hija, María Elodia, de 19 años, colabora con su padre en las tareas de la residencia.
La turística Villa al oeste de la ciudad de Córdoba.
El episodio
María Elodia Pretzel es una joven de carácter decidido, que goza de buen concepto vecinal y no es lectora de la ciencia ficción. A principios de año fue intervenida quirúrgicamente. Ya repuesta se puso también al frente de la atención del motel. Pero una madrugada de Junio de aquel 1968 su vida cambió…
Hacia la una de la mañana ya del día 14, don Pedro Pretzel regresaba en su automóvil por la ruta 20 cuando a unos 50 mts. de la entrada del motel distingue “dos grandes focos rojos sobre el camino,muy distanciados entre sí como para ser otro auto”…también la puerta abierta de la casa le llama la atención, pues sabía que su hija era muy cuidadosa en ése aspecto. Ni bien entra, se dirige a la habitación y observa a su hija tendida sobre la cama, en estado inconsciente. ¿Qué había ocurrido allí ? .
La joven protagonista y su padre

El relato de María Elodia
Luego de despedir a dos pasajeros, fue hacia la cocina y notó que llegaba mucha luz desde el hall. Pensando que alguien había prendido las luces del salón se dirigió hacia allí y se encontró con un extraño e insólito visitante…
Una figura de gran talla, superior a los 2.00 metros, rubio, con peinado hacia atrás y aspecto amistoso se hallaba parado a poca distancia de ella. Se encontraba ataviado con una especie de malla enteriza, color celeste fosforescente que le cubría del cuello a los pies. Desde las uñas de los dedos de las manos le salían como “rayitos luminosos”.En la mano izquierda portaba una esfera de cristal con destellos fuertes. En la mano derecha llevaba un gran anillo, tipo manopla. A estar por la muchacha, cada vez que el personaje levantaba ésa manopla,”era como que se elevaba del piso y se suspendía en el aire…”.En esos instantes, María Elodia sentía que perdía fuerza y se desplomaba, y cuando la bajaba, se recuperaba. La entidad avanzó hacia ella con gesto amable y tranquilo, moviendo lentamente los labios, produciendo un lenguaje extraño,  tipo melódico y semejando al japonés. Era algo así como: “cling-gling-crish”. En determinado momento, la joven sintió como “burbújas en la cabeza” y transpiración intensa, pero al tocarse el cuello, éste estaba seco. La protagonista pudo correrse hasta el mostrador, al tiempo que el ser movía constantemente la esfera y pretendía acercarse. Ella afirma que en su mente sintió como un mensaje que le decía: “No tenga miedo…”
De repente, la esfera se apagó y el extraño se detuvo, giró y se retiró hacia la puerta de salida. Al darse vuelta, la testigo le notó una especie de falda, pero el hecho insólito se produce cuando se acercó a la puerta: Esta se abrió sola y se cerró también sola cuando partió…(?)
Desde ése momento, María Elodia, que había retrocedido, no recuerda nada más. A los pocos minutos, llegaba su padre…
M. Elodia imitando la manopla del ser.

El médico
El Dr.  Hugo Vaggione,  33 años, conoce a la joven muy bien pues es el médico de la familia Pretzel. Según el facultativo, es una persona seria, un poco introvertida y de gran responsabilidad. El chequeo realizado arrojó un estado nervioso agudo, por el impacto emocional, sin llegar a una crisis grave. Perfecta coordinación en sus manifestaciones y presión normal. Sana psíquica y físicamente, el doctor no le encuentra motivos para un engaño o alucinación…
El médico de la familia Pretzel.

Las evidencias físicas

Si bien el caso no arroja las evidencias físicas tan buscadas por todos (huellas, rastros, etc.), versiones extraoficiales indicaron que se hallaron indicios de RADIACTIVIDAD en la cochera del motel y en sectores donde incursionó el visitante fuera del mismo. En Argentina, existen solamente 4 casos de localización “RADIACTIVA”.

Ovnilogía comparada y correlativa

Esta tipología humanoide, que asoló la década del 60’ y que INEXPLICABLEMENTE en la actualidad “actúa con cuentagotas”,dejando su lugar a los famosos grises, que parecen haber acaparado la casuística de entidades, tuvo en nuestro país un encuentro cercano cuyo tripulante se asemejó al de Villa Carlos Paz : Fue el famoso caso del dique La Florida, en San Luis, cuando una entidad de elevada talla y similar vestimenta se apareció frente a tres pescadores la noche del 4 al 5 de Febrero de 1978. Respecto a la correlatividad de casos, aquella noche- madrugada del 13 al 14 de junio de 1968, numerosos avistajes y observación de humanoides ocurrieron en distintas provincias de Argentina. Allí mismo en cercanías del motel “La Cuesta”, lugareños distinguieron el vuelo de “dos luces rojas muy potentes” a eso de las 22 horas de la noche del 13 de Junio

El visitante del motel
Hipótesis de trabajo
Si EL VISITANTE NOCTURNO Y SOLITARIO que llegó no sé sabe de donde y esperó que se retirara la pareja del motel para entrar ¿la inminencia de la llegada del padre interrumpió la acción? (se apagó la esfera y se retiró)...
Dudas que quedarán de un caso para el recuerdo.

Alex Collier - Perspectiva Andromedana Sobre la Historia Galáctica (1 / 14)

viernes, 16 de enero de 2015

DEL BLOG "BASE DE DATOS OVNI".

 001     Joe Simonton    Volver a Índice  
Suceso:Encuentro cercano de tercer orden
Fecha:18 de Abril de 1961
Lugar:Eagle River, Wisconsin
n caso que ha brindado gran cantidad de elementos, para la investigación del verdadero significado de los encuentros cercanos, ocurrió en abril de 1961 en Eagle River, Wisconsin. El testigo, Joe Simonton vio un objeto en forma de platillo, «más brillante que el cromo», volando cerca de su granja. Su atención se vio atraída por un ruido que le hizo salir de casa, alrededor de las 11 de la mañana.

Aparentemente el ovni medía unos 3,65 m de alto y 9,14 m de ancho. Mientras lo observaba, se abrió una escotilla y tres ocupantes miraron a Simonton. Éste los describió como de aproximadamente 152 cm de alto, con cabello oscuro y ropas de aspecto humano. En realidad, Simonton dijo que los alienígenas «parecían italianos» . Pero quizás lo más extraordinario aún no había sucedido.

Uno de los hombres extendió una jarra hacia Simonton, indicando aparentemente que necesitaba agua. Simonton entró, la llenó y se la devolvió. Se dio cuenta que dentro de la nave se estaba preparando algún tipo de barbacoa, se cocinaba algo sobre una parrilla. Además de los preparativos de comida, Simonton vio varios paneles de instrumentos y el interior de color negro.

Simonton pidió reciprocidad en el trato e indicó que le gustaría probar una de las tortitas que estaban preparando. Le dieron tres, de unos 8 cm de diámetro. Después de este contacto, que duró pocos minutos, el objeto despegó y se elevó rápidamente hacia el sur, prácticamente doblando con su onda expansiva los pinos de las inmediaciones.

El Laboratorio de Drogas y Alimentos del Departamento de Salud, Educación y Bienestar Social de los Estados Unidos, recibió pedazos de la tortita para su examen. Simonton había dicho que tenían gusto a cartón. El análisis oficial indicó que estaban hechas de elementos normalmente usados en la tierra, pero que no contenían sal.

Esta falta de sal ha despertado el interés de los investigadores desde entonces; se ha hecho la comparación con el intercambio de alimentos entre los seres humanos y los duendes de las tradiciones célticas. El investigador Walter Evans-Wentz, experto en folclore céltico, refiriéndose a los «pequeños seres» irlandeses, dijo: «Nunca probaban la sal y sólo bebían agua Aura». Agua pura fue lo que se le pidió a Simonton.

Como la investigación de los rastros físicos no reveló nada de origen extraterrestre, es posible que el caso no merezca ulteriores análisis. El sheriff Schroeder, de aquella zona, señaló que conocía a Simonton desde hacía catorce años y que «obviamente creía que estaba diciendo la verdad».EL AUTOR DEL BLOG "OVNI Y EXTRATERRESTRES: ENIGMA FASCINANTE".".En este caso, nos tenemos que remitir al libro de Jacques Vallée, Pasaporte a Magonia, donde el autor frances, y gran investigador de ovnis, ademas, de astrosifico, dice que en Irlanda la llamada Gente del Pueblo,eran o son una especie de raza de duendes, vistos en varias epocas de la historia. Pareciera que los mitos se hacen reales, en ciertas circunstancias. ¿O deberiamos decir "reales" con  comillas?..El misterio continua,y  podemos decir que como ya dice el mismo Valleé, hay unuversos paralelos que bajo ciertas circunstancias, pueden hacerse materiales. "

miércoles, 14 de enero de 2015

OVNI : Archivos Militares Divulgados - Robert Dean

De Película 19/01/2014 Las razas extraterrestres

DEL BLOG "BASE DE DATOS OVNI"


  010    El Encuentro Polaski   Volver a Índice  
Suceso:Encuentro cercano de tercer orden 
Fecha:25 de Octubre de 1973
Lugar:Greensburg, Pensilvania
las 9 de la noche, el granjero Stephen Polaski y otros quince testigos contemplaron un brillante ovni rojo cerniéndose sobre un campo. Stephen, junto con dos chicos de unos diez años, decidió ir a investigar.

A medida que se aproximaban, las luces del coche se amortiguaron y vieron que el objeto descendía. Bajaron del coche y caminaron colina arriba hacia el lugar donde el objeto había aterrizado o se cernía: éste comenzó a aproximárseles, iluminando toda el área con una brillante luz y alarmando a los perros de la casa. Según dijeron, hacía un ruido semejante a una segadora de césped.

Mientras observaban el objeto, uno de los muchachos vio dos figuras parecidas a osos que caminaban cerca de un cercado. Ambas criaturas eran altas, de más de 213 cm, estaban cubiertas de pelo y tenían grandes ojos amarillo verdosos. Hacían extraños ruidos, semejantes al lloriqueo de un bebé y olían a goma quemada. Stephen disparó instantáneamente hacia sus cabezas.

Sin inmutarse por los disparos, las criaturas siguieron avanzando hacia el trío y Stephen volvió a disparar otras tres balas al más grande de ellos. Uno de los chicos corrió hacia la casa, asustado; la criatura que aparentemente había sido alcanzada no reaccionó de manera perceptible. Las luces del ovni desaparecieron y las criaturas se perdieron nuevamente en el bosque.

La zona de terreno donde se posó el objeto mostraba una sustancia blanca fosforescente y durante algún tiempo los animales no se acercaron a ese lugar.

Tres cuartos de hora después del comienzo del incidente, el policía Byrne colaboró con Stephen en la investigación del lugar y mientras examinaban el anillo fosforescente, oyeron ruidos como si algo enorme se moviera en el bosque; pudieron percibir incluso el ruido de los árboles y las plantas al quebrarse. Cuando cambiaron de lugar, el ruido los siguió. Al detenerse, el ruido cesó. En un pequeño campo vecino vieron un área iluminada.
Aunque estaba algo asustado, Byrne quería ir a investigar, pero Stephen dijo: «A mí no me pagan por ser valiente. Yo no sigo.»

Byrne se dispuso a seguir solo pero finalmente prefirió abandonar, pues temía que, en su estado de excitación, Stephen lo confundiera con una de las criaturas y le disparara. Es evidente que el policía decidió que la prudencia es la mejor prueba de valor pero, ¿quién puede culparle por ello? Si en ese momento demostró prudencia, su conducta posterior no siguió esa línea. En efecto, Stephen percibió un objeto oscuro que avanzaba hacia ellos y le pidió que disparara su última bala, cosa que Byrne hizo. Sin duda, los dos hombres eran presa del pánico a esas alturas. Mientras la criatura se aproximaba ambos corrieron hacia el coche y en él se alejaron unos 46 m, antes de darse cuenta de que quizás dentro del vehículo estaban a salvo.

Aproximadamente cuatro horas después, un grupo de estudio de los casos protagonizados por ovnis investigó el suceso. Las huellas en el terreno y las radiaciones no eran muy evidentes y lo único anormal era un toro de un campo vecino que actuaba como si estuviera asustado de algo.

Durante el interrogatorio, parece que Stephen comenzó a temblar y pareció que se iba a desvanecer. Se frotaba la cara, respirando afanosamente y gruñendo como un animal. Después parece que atacó a su propio padre y al investigador y maltrató a su perro. Finalmente cayó presa de un colapso.

Una vez recobrado el sentido, pero quizás todavía en estado de shock o sufriendo algún otro tipo de trastorno, Stephen aseguraba ver algo en el campo: «Un hombre con sombrero y capa negra que lleva una hoz».

Posteriormente, le invadió la obsesión de que recibía mensajes que le advertían de una terrible catástrofe sobre la Tierra.

Desde entonces, la interpretación del significado de este encuentro ha estado sujeta a innumerables conjeturas. Es difícil determinar si los efectos padecidos por Stephen se debían a un hecho externo o si eran generados por problemas internos. El hecho de que hayan aparecido algunas señales que confirmarían el avistamiento de un ovni, a incluso ciertas huellas sobre el terreno, no confirma por sí solo que el estado de Stephen fuera causado directamente por el ovni, sino que, posiblemente, éste fuera el factor desencadenante. Stephen tenía un historial de violencia; era pendenciero, en una ocasión había golpeado de tal modo a un compañero de escuela que éste tuvo que permanecer tres semanas en cama; se vio involucrado en una pelea con dos personas a quienes ni siquiera conocía y se introdujo en una casa vecina, causando daños y profiriendo amenazas de muerte contra sus dueños.

De cualquier modo, es posible que su estado mental fuera una reacción extremadamente intensa producida por el episodio. Aunque sólo fuera por esto, sería razonable esperar que las autoridades tomaran en serio el fenómeno ovni, brindando a los ciudadanos la posibilidad de defenderse o de actuar de manera adecuada, o por lo menos evitando que un misterio innecesario fomente expectativas negativas en la gente. (Mayúscula del autor de "Ovni y Extraterrestres: enigma fascinante" ES POSIBLE QUE COMO YA ESCRIBIERA AQUI, HAY ALGUNOS CASOS OVNIS Y DE CONTACTO, QUE SON ASPECTOS DE UNA PSICOPATOLOGIA. ESTE SUCESO SERIA TÍPICO DE UNA ANOMALIA PSIQUICA, LA CUAL SE VE REFLEJADA EN ALUCINACIONES. NO TODO LO QUE SE DICE, ES DE "OTRO PLANETA".)

DEL BLOG:"BASE DE DATOS OVNI".

 001     Fábrica de Productos Químicos Calley    Volver a Índice  

Suceso:Encuentro cercano de tercer orden
Fecha:14 de Abril de 1971
Lugar:Butler, Pensilvania
l caso de Dennis y Marion (seudónimos adoptados por los testigos para proteger su anonimato) es importante a causa de su semejanza con el de Betty y Barney Hill en su fase inicial. La comparación entre ambos puede dar como resultado una mejor comprensión de los dos.

Aproximadamente a las 8 de la tarde, la pareja viajaba de Evans City a Pittsburgh por un camino sin iluminar. Acababan de pasar la fábrica de productos químicos Callery en dirección a Butler, cuando Marion vio un ovni a la derecha del coche. El objeto seguía aparentemente al coche a su misma velocidad; era de un brillante color amarillo claro y totalmente silencioso. Estimó que el objeto estaría a unos 92 m de ellos. Dennis aminoró la marcha a 16 km por hora y entonces también él vio el objeto.

Como en el caso de los Hills, Dennis y Marion no tuvieron dificultades eléctricas con el coche pero lo apartaron a un lado del camino para observar más cómodamente al objeto y oír si producía algún ruido. Lo vieron cuando se alejaba hasta convertirse en un punto luminoso en el cielo y cuando volvía al mismo punto donde había estado antes. Tenía la clásica forma de platillo, era luminoso y, aparentemente, del tamaño de una casa pequeña. Luego desapareció detrás de una gran colina.

Marion estaba preocupada e incluso algo asustada por el incidente, pero Dennis deseaba seguir investigando, por lo que salió del camino y siguió una huella que llevaba a la fábrica química. (Se han hecho conjeturas sobre el hecho de que Betty y Barney Hill también dejaron el camino principal y tomaron uno secundario cuando fueron secuestrados por los ocupantes del ovni que los venía siguiendo). Cuando llegaron a lo alto de una colina, vieron al objeto sobrevolando un campo arado, a unos 73 m de distancia.

Dennis se acercó a una granja esperando encontrar otros testigos del hecho, pero no había nadie en la casa. Mirando a través del campo hacia un pequeño bosque, podían ver al ovni cerniéndose sobre los árboles. Poco después, un haz de brillante luz blanca surgió de lo alto del objeto. Se vieron varias ventanas en la sección superior del platillo y escotillas debajo. Detrás de las ventanas, se percibían luces fluctuantes, como las que cruzan las pantallas de los ordenadores.

Marion vio entonces dos figuras humanoides gigantes en las ventanas. Prudentemente, ambos testigos se deslizaron rápidamente en el coche y pusieron pies en polvorosa. Mientras conducían velozmente por el camino secundario, vieron que el ovni seguía en la misma posición.

Al realizarse los exámenes al día siguiente, los investigadores notaron que Marion estaba temblorosa y blanca como el papel; sufría las consecuencias de lo que había visto. Se confirmó también que los testigos eran tenidos por gente equilibrada y respetable.

El caso muestra que el inicio fue similar al de Betty y Barney Hill, es decir, una luz brillante que aparentemente seguía al coche y que después demostró ser algún tipo de nave. Es oportuno señalar que los testigos, en este caso, no creían que el objeto se mantuviera deliberadamente a la par, sino que se movía a la misma velocidad probablemente por coincidencia; sin embargo hay detalles que permiten suponer que el coche de los Hill fue sometido a una deliberada observación. Sin embargo, el desenlace fue diferente: en el caso de los Hill, el objeto aparentemente los guió fuera del camino principal y sus ocupantes los secuestraron entonces; o quizás ellos mismos tomaron la decisión de salir del camino y los alienígenas aprovecharon la ocasión para raptarlos; son detalles que olvidaron debido al bloqueo amnésico en que aparentemente se los sumió. En el caso de Marion y Dennis, aunque estaban en una situación apta para favorecer el secuestro, el ovni parece haber ignorado a los testigos y haberles permitido «escapar». Se ha especulado con que en ambos casos el ovni examinó a los ocupantes de los coches y que en el caso de los Hill decidió que podían resultar útiles, mientras que en el de Marion y Dennis determinó que no eran adecuados para sus propósitos. Marion y Dennis se libraron de la pavorosa experiencia por la que han pasado muchos secuestrados.

DEL BLOG "BASE DE DATOS OVNIS".


  007     Jeff Greenhaw   Volver a Índice  
Suceso:Fotografía de entes
Fecha:17 de Octubre de 1973
Lugar:Falkville, Alabama
Fotografía de un «ente OVNI» tomada con una cámara Polaroid por el jefe de policía Jeff Greenhaw en Falkville (Alabama), la misma noche del encuentro de Pascgoula. Supuestamente, el ente huyó y Greenhaw lo persiguió en su coche pero no logró alcanzarlo.
Ente OVNI
proximadamente a las 10 de la tarde, el jefe de policía Jeff Greenhaw de Falkville, Alabama, recibió una llamada telefónica de una mujer que informaba haber visto un ovni aterrizando en un campo. Como esto sucedía en octubre de 1973, cuando en Estados Unidos se había producido una oleada de avistamientos a los que se había dado mucha publicidad, Greenhaw decidó llevar consigo su cámara fotográfica.

En las afueras de la ciudad, aparentemente, se encontró con una criatura alta, vestida de plateado, parada en medio del camino. Con gran dominio de sí mismo, Greenhaw salió del coche y saludó al ser: «Salud, extranjero» y comenzó a fotografiarlo. Cuando Greenhaw volvió al coche y encendió las luces giratorias azules del coche policial, la criatura dio media vuelta y huyó.

A pesar de que Greenhaw le persiguió con su coche a unos 56 km por hora, el ser se le adelantó y la cacería terminó cuando las ruedas del coche de Greenhaw resbalaron sobre la grava.

El caso Greenhaw es el clásico ejemplo que tanto se trae a colación en el «folclore» ovni al referirse a los efectos que estos avistamientos producen en la vida de sus testigos. Después de relatar su experiencia por televisión, nuestro protagonista recibió llamadas telefónicas amenazadoras, su mujer le abandonó, su casa se incendió y fue obligado a renunciar a su cargo.

"MIS OVNIS FAVORITOS".JUAN JOSÉ BENITEZ.

http://www.planetabenitez.com/prensa/mis-ovnis02.htm