miércoles, 14 de enero de 2015

DEL BLOG:"BASE DE DATOS OVNI".

 001     Fábrica de Productos Químicos Calley    Volver a Índice  

Suceso:Encuentro cercano de tercer orden
Fecha:14 de Abril de 1971
Lugar:Butler, Pensilvania
l caso de Dennis y Marion (seudónimos adoptados por los testigos para proteger su anonimato) es importante a causa de su semejanza con el de Betty y Barney Hill en su fase inicial. La comparación entre ambos puede dar como resultado una mejor comprensión de los dos.

Aproximadamente a las 8 de la tarde, la pareja viajaba de Evans City a Pittsburgh por un camino sin iluminar. Acababan de pasar la fábrica de productos químicos Callery en dirección a Butler, cuando Marion vio un ovni a la derecha del coche. El objeto seguía aparentemente al coche a su misma velocidad; era de un brillante color amarillo claro y totalmente silencioso. Estimó que el objeto estaría a unos 92 m de ellos. Dennis aminoró la marcha a 16 km por hora y entonces también él vio el objeto.

Como en el caso de los Hills, Dennis y Marion no tuvieron dificultades eléctricas con el coche pero lo apartaron a un lado del camino para observar más cómodamente al objeto y oír si producía algún ruido. Lo vieron cuando se alejaba hasta convertirse en un punto luminoso en el cielo y cuando volvía al mismo punto donde había estado antes. Tenía la clásica forma de platillo, era luminoso y, aparentemente, del tamaño de una casa pequeña. Luego desapareció detrás de una gran colina.

Marion estaba preocupada e incluso algo asustada por el incidente, pero Dennis deseaba seguir investigando, por lo que salió del camino y siguió una huella que llevaba a la fábrica química. (Se han hecho conjeturas sobre el hecho de que Betty y Barney Hill también dejaron el camino principal y tomaron uno secundario cuando fueron secuestrados por los ocupantes del ovni que los venía siguiendo). Cuando llegaron a lo alto de una colina, vieron al objeto sobrevolando un campo arado, a unos 73 m de distancia.

Dennis se acercó a una granja esperando encontrar otros testigos del hecho, pero no había nadie en la casa. Mirando a través del campo hacia un pequeño bosque, podían ver al ovni cerniéndose sobre los árboles. Poco después, un haz de brillante luz blanca surgió de lo alto del objeto. Se vieron varias ventanas en la sección superior del platillo y escotillas debajo. Detrás de las ventanas, se percibían luces fluctuantes, como las que cruzan las pantallas de los ordenadores.

Marion vio entonces dos figuras humanoides gigantes en las ventanas. Prudentemente, ambos testigos se deslizaron rápidamente en el coche y pusieron pies en polvorosa. Mientras conducían velozmente por el camino secundario, vieron que el ovni seguía en la misma posición.

Al realizarse los exámenes al día siguiente, los investigadores notaron que Marion estaba temblorosa y blanca como el papel; sufría las consecuencias de lo que había visto. Se confirmó también que los testigos eran tenidos por gente equilibrada y respetable.

El caso muestra que el inicio fue similar al de Betty y Barney Hill, es decir, una luz brillante que aparentemente seguía al coche y que después demostró ser algún tipo de nave. Es oportuno señalar que los testigos, en este caso, no creían que el objeto se mantuviera deliberadamente a la par, sino que se movía a la misma velocidad probablemente por coincidencia; sin embargo hay detalles que permiten suponer que el coche de los Hill fue sometido a una deliberada observación. Sin embargo, el desenlace fue diferente: en el caso de los Hill, el objeto aparentemente los guió fuera del camino principal y sus ocupantes los secuestraron entonces; o quizás ellos mismos tomaron la decisión de salir del camino y los alienígenas aprovecharon la ocasión para raptarlos; son detalles que olvidaron debido al bloqueo amnésico en que aparentemente se los sumió. En el caso de Marion y Dennis, aunque estaban en una situación apta para favorecer el secuestro, el ovni parece haber ignorado a los testigos y haberles permitido «escapar». Se ha especulado con que en ambos casos el ovni examinó a los ocupantes de los coches y que en el caso de los Hill decidió que podían resultar útiles, mientras que en el de Marion y Dennis determinó que no eran adecuados para sus propósitos. Marion y Dennis se libraron de la pavorosa experiencia por la que han pasado muchos secuestrados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario