lunes, 31 de agosto de 2015

OPERACIÓN SURICATA NÚMERO 10. (CAFÉ UFOLÓGICO DE MENDOZA).

Me fui a pié hasta Ayacucho y San Martin, en la ciudad de Mendoza Allí esperé a los muchachos del café,  durante una media hora,o un poco mas. Fue el sábado 29 de agsosto, a las 20 hs. Luego empezaron a caer a la esquina. Viene primero Martín Fuentes.Luego  Ariel Godoy, y unos minutos después, los demás. Eramos siete. Martin, Ariel, Daniel, Guillermo, Luis, Adrián y yo. Nos acompañaron el hijo de Adrían,y los dos de Daniel. Chicos de doce años, que en el auto, se divertian con sus telefonitos,como está en boga, en estas épocas. 
En dos autos, nos vamos a Villavicencio, en la montaña de Las Heras, al norte de la provincia. Ibamos a hacer un vigilia nocturna, siendo las 20 hs, y hasta las 2 de la matina. Queriamos observar el cielo, para notar algún objeto, luz o evento extraño de los que estudiamos. Adrían, un nuevo miembro del café, llevó su telescopio de 40 mms, refractor. Marca Braun. 
 Nos paramos en el camino, por Canota. Alli vimos la Luna en su plenilunio. Estaba como a 40 grados sobre el horizonte Este. 
Comimos algo, y conversamos. Había una buena temperatura, ya que ese día, hubo viento zonda. No faltaron las chanzas de rigor. Ja!. Siempre con nuestra simpatía. 
Guillermo me sacó una foto con su celular. Viendo con mi prismático, Proción, que es que sale ultimamente, a todas las salidas. Altair, el otro está de vacaciones. Lo usé mucho en 2013 y 2014. Ahora es el turno de Proción. Nombre de este binocular, que es el de una estrella de Can Menor. 
Después, nos paramos nuevamente,por unos minutos. 
Pero el mayor tiempo que estuvimos fue en la reserva natural de Villavicencio. Alli, hicimos chistes, y Martin grabó dos entrevistas, a Luis, a Ariel, y a mi. Martín tiene una grabadora de computadora, porque es técnico en audio, además, de  músico. Un artista en el grupo. Y gran persona,con la cual charlé un buen rato en la ruta, mientras estaba limpia de autos, sola para nosotros. Con el resplandor de la Luna. Estaba muy hermosa.
Escuchamos algunos zumbidos,que pensamos eran del viento en algún caño. Y vimos resplandores.Martín los vio cada vez,que hablaba conmigo. Ariel notó una luz en uno de los cerros., Un punto luminoso. 
Siempre en las Suricatas, se ve alguna cosa Pero nada como para que sea catalogado de nave extraterrestre. 
Pudimos conversar mucho.De películas, de ovnis, de anécdotas,etc.
La pasamos re bomba. Una noche espléndida. 
En un momento, Martin hizo alusión a una gra nube que junto a la luna, parecia un gran cometa.
Vimos dos o tres bólidos. También habiamos escuchado como unos aullidos o llantos, pero pudo ser el viento.La temperatura no era tan fria. Con el telescopio de Adrían , pudimos observar la luna. 
Hicimos fotos de ella. Y de nosotros.Pude charlar con cada uno de mis amigos. Con Guillermo hablé de teatro.  Ya saldrán aqui las fotos de todo el grupo.  
Cerca de las 1 y media de la mañana, pegamos la vuelta. 
Una noche ufólógica, y entre amigos. Algo que ya es una linda costumbre cada algunos meses. Esta vez, la Suricata 10. 
¡Y que sean muchas más!.